No lo estamos haciendo tan mal ¡Ni mucho menos!

Mirad esto, con las preciosas gráficas de Hans Rosling que comentábamos esta mañana:

 

 

 

Anuncios

4 comentarios en “No lo estamos haciendo tan mal ¡Ni mucho menos!

  1. Hans Rosling da una magnífica explicación del crecimiento esperado de población. Más o menos en la mitad de su presentación utiliza unos cubos que simbolizan 1B de personas y proyecta la evolución de 3 generaciones. Transcurridas éstas, la humanidad estará formada por 11 B de seres humanos, contando con que al menos 2B de personas mayores o ancianas habrán muerto para entonces. Rescata 1B de ancianos por el aumento de la esperanza de vida. Sus cálculos sobre natalidad están basados en el presente y puede darse incluso que la natalidad descienda más aún produciendo un crecimiento negativo. Por otra parte, los avances científicos pueden significar que el cubo que Hans Rosling rescataba para la 3ª generación, deba ser incluido mucho antes. Esto significaría que la humanidad estaría formada por ancianos al menos en una cuarta parte. Estamos pues frente a una situación desconocida en la historia de la humanidad que nos plantea muchas preguntas. ¿Es necesario? ¿Quién debe acceder a la “inmortalidad” ¿Qué vamos a hacer para prever las consecuencias de nuestro envejecimiento como humanidad? ¿Cómo vamos a ayudar a las generaciones venideras?

    Le gusta a 1 persona

    1. Efectivamente Bárbara, en 2018 parece que ya habrá más personas de edad a partir de 65 años que de menores de 5 en el mundo (en Europa esto sucedió en 1964) y sin embargo sigue habiendo imposibilidad de no jubilarse cuando lo marca la ley. Los humanos parece que actuamos “porque no hay más remedio” y visto con perspectiva, tampoco parece que haya ido tan mal…

      Me gusta

  2. Puede que sea como dices. Parece que estamos buscando algo como especie y puede que lo que buscamos sea que la especie siga…que el ser humano tenga continuidad. Desde el momento en que somos hacedores de esta probable inmortalidad, tenemos la obligación de pensar las consecuencias que tendrá para los que aún no han nacido, aún sabiendo que no tenemos perspectiva ni conocimientos suficientes.

    Le gusta a 1 persona

  3. Sin duda es algo a lo que nos tendremos que preparar, a nivel humano, y como comentaba Bárbara, tendremos que discutir que consecuencias trae consigo la “inmortalidad” y como eso va afectar no solo a los que están por nacer sino a los que estan por envejecer.

    Entiendo que en esa evolución responsable que hablábamos, tenemos que responsabilizarnos que al cambiar la pirámide poblacional va a cambiar toda una estructura de vieja economía social donde los jóvenes contribuyen a la paga de los ancianos, y crear una nueva estructura que permita un alargamiento sustancial de la esperanza de vida así como la calidad de esta. Así que seguramente en 30 o 40 años una persona con 60 años no será igual en estado de forma y salud que una de 60 años hace 30.

    Pero para entomar la responsabilidad de nuestra evolución como sociedad y como seres humanos es imperativo responsabilizarnos que tengamos toda la información veraz y todas las herramientas necesaria para tratar dicha información.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s