Peter Sloterdijk-Esferología [Sesión 34]

Anuncios

Tecnología y Vida artificial en la Literatura (1ra parte)

PigmalionLos mitos y narraciones literarias muestran un hecho: la estructura psicológica de una época, de una sociedad, de un escritor. El mito de Pigmalión cuenta que hubo un rey ofendido por las historias que en su vida conoció sobre la infidelidad del amor de las mujeres y se dedicó a un arte que había aprendido, la escultura, talló la escultura de una mujer tan bella, como había deseado, le besaba y hablaba, esperando que el cuerpo de marfil fuese piel, que ella a diferencia de las mujeres reales le expresara un amor puro; regalos, adornos y atenciones tenía con esta imagen y le llamaba esposa. En la versión del poeta Ovidio en las Metamorfosis continúa mencionando que un día, en la fiesta de Chipre de donde era rey, se celebraba a Afrodita, en aquella celebración pidió a la deidad el milagro de que aquella estatua cobrara vida, como Gepetto deseaba un hijo, así el rey deseaba una esposa, y la diosa atendió el ruego. Soñó que esto se daba, abrazaba y mantenía en sus brazos a Galatea, la estatua-mujer, y su sueño fue realidad… La universalidad de los mitos nos permite indicar una actitud propia de nuestro tiempo, y de todo tiempo, caracterizada por la relación entre Pigmalión y Galatea, el Deseo y el Objeto del deseo. En filosofía de la psicología se designa como agalmatofilia, amor, apego exagerado a los objetos pero, también, búsqueda de los objetos en forma semejante a como la filosofía es al tiempo amor a la sabiduría y búsqueda de la verdad, el efecto Pigmalión es amor a los objetos y búsqueda de la artificialidad: el amor infiel o el desagrado frente a la actitud humana se supera en la seguridad y comodidad que los objetos brindan.

Continuar lectura en: Tecnología y vida artificial en la literatura

¿”Redes sociales” o “Sociedad en Red”?

A propósito de la teoría del actor-red de Latour (Actor Network Theory), que considera que los agentes, los que intervienen el mundo, no son sólo humanos, sino también no-humanos, esto es, objetos y discursos. Según esto, las personas, máquinas o artefactos y discursos deberan ser tratados como iguales en los estudios sociológicos. Un determinismo tecnológico que no reduce a los actores a un espacio físico, tampoco virtual, es mejor un anti-reduccionismo determinista, creo que con esto dije una grosería. Hablando de eso les dejo un crítico y crudo video sobre los efectos de las redes sociales, que siempre han existido sólo que en diversas formas de agalmatofilia (amor o apego a los objetos), pero la sociedad en red es justo aquello que plantea Latour. ¿Qué será una sociedad secreta: red social o sociedad en red?